Background Image

Seguridad

Sin andamios

Medidas de Protección y Prevención

Planificación del Trabajo

Las medidas de prevención y protección para prevenir el riesgo de caída de altura consisten por un lado en la idoneidad de los equipos necesarios para realizarlos y por otro en la aplicación de técnicas específicas para la realización de los mismos.

Equipos de Trabajo o Acceso

Son equipos que sirven para acceder de forma segura al lugar de trabajo. Constan de un descendedor autoblocante, bloqueador de ascenso, varios conectores con seguro, una cuerda semiestática de suspensión de longitud variable, un arnés de suspensión y un cabo de anclaje doble. Las cuerdas homologadas para trabajos verticales deben cumplir con la norma UNE-EN-1891. Los conectores son pequeñas piezas en forma de anillos de metal, con apertura, que se utilizan para la conexión de elementos del equipo vertical. Existen dos tipos principales: los mosquetones y los maillones. Los arneses son dispositivos de prensión del cuerpo destinados a parar las caídas. Están especialmente diseñados y homologados para evitar caidas, y no presionar ni limitar la circulación sanguínea y sujetar la región lumbar. El cabo de anclaje conecta el arnés con los aparatos de ascenso, descenso o directamente a una estructura.

Aparatos de Progresión

Dispositivos que sirven para realizar las maniobras sobre las cuerdas y progresar en cualquier dirección. También se utiliza una silla como elemento auxiliar recomendable en casos de trabajos de mayor duración ya que mejora el confort de las maniobras. Además el operario debe llevar otros Equipos de Protección Individual complementarios como son el casco, la ropa de trabajo, los guantes y el calzado de seguridad. Según el tipo de trabajo se adaptarán cada uno de los EPI's indicados.

Técnicas para trabajar en altura

Los trabajos verticales son técnicas para trabajar en altura que se basan en la utilización de cuerdas, anclajes y aparatos de progresión para acceder a los edificios y estructuras que precisan reparación y mantenimiento.

La utilización de estas técnicases aconsejable en aquellos trabajos donde el montaje de sistemas tradicionales como los andamios resulta técnicamente complicado o presenta un riesgo mayor o hace que económicamente no sean rentables.

Para la utilización de estas técnicas se planifica el trabajo junto con un estudio de seguridad y un plan de prevención de riesgos antes de proceder a la instalación de los medios necesarios en el edificio.